911 36 87 63
1ª VALORACIÓN GRATUITA

Impugnar Testamento • Abogados expertos en impugnación de testamentos

Somos Abogados Especialistas en la Impugnación de Testamentos en Madrid

Imagen del apartado

Impugnar Testamentos

Impugnar por reclamación de la legítima y otros casos. ¡Contamos con el mejor equipo!

La impugnación de un testamento es posible, nuestro equipo de letrados está completamente familiarizado con este tipo de asuntos. La experiencia nos avala, llevamos decenas de casos de este tipo y contamos con los mejores profesionales.

911 36 87 63
La garantía de un gran Bufete

Expertos en impugnar testamentos

Los tipos de procedimiento más comunes en la impugnación de testamentos

  • Por demencia senil, incapacidad mental, deterioro cognitivo o alzhéimer.
  • Impugnación de la legítima.
  • Por dolo y coacciones.
  • Otros motivos de desheredación.

Muchas personas creen, de manera equivocada, que un testamento es un documento inviolable con una validez que no se puede cuestionar. Sin embargo, ha de tener en cuenta que impugnar un testamento es algo perfectamente posible, en caso de que no se esté de acuerdo con lo que en él se dispone.

Nuestros abogados expertos en testamentos son especialistas en este tipo de procedimientos.

¡Llámenos sin compromiso!

Somos abogados especialistas en herencias y testamentos

Los motivos más frecuentes por los que impugnar un testamento

Concretamente, podrá proceder a impugnar un testamento cualquiera que demuestre un interés legítimo. Esto es, aquel que sea capaz de argumentar por qué debería haber recibido en herencia algo que, por el contrario, se le ha negado. Y este argumento puede apoyarse en:

La incapacidad del testador

Hay determinadas circunstancias en las que legalmente se considera que una persona no tiene la capacidad suficiente para realizar un testamento válido.

En primer lugar, esto ocurre en los casos en los que el testador era menor de 14 años. Hasta que no se alcanza esa edad, se entiende que no es posible redactar un testamento con todas las garantías.

Y, en segundo lugar, también sucede cuando se acredita que el testador no estaba en plenas facultades mentales en el momento de la confección del testamento. Por supuesto, esto habrá que demostrarlo con los consiguientes certificados médicos, que evidencien cierta incapacidad que impida que el testador comprendiera realmente lo que estaba haciendo en el momento de la redacción del testamento.

La presencia de engaños, presiones o coacciones

Es lo se conoce como la existencia de vicios en la voluntad del testador. Cuando este ha podido ser manipulado a la hora de redactar el documento, es posible impugnar el testamento.

El incumplimiento de alguna formalidad o imperativo legal

El Código Civil deja muy claro qué cuestiones formales han de respetarse en todos los casos. Por ejemplo, que no se realice ante notario o con testigos o, si el testamento es ológrafo, que la fecha no aparezca o no quede clara.

Por último, no queremos dejar de recordarle que para impugnar un testamento es requisito imprescindible contar con abogado y procurador. Así, estará aún más seguro de estar garantizando y protegiendo todos tus derechos en relación con el testamento en cuestión.