910 05 39 04
1ª VALORACIÓN GRATUITA

Testamento Ológrafo

Su definición, validez, requisitos para otorgarlo y la impugnación de los Testamentos Ológrafos

Imagen del apartado

Testamento Ológrafo

¿Tiene algún problema relacionado con un testamento ológrafo?. ¡Llámenos, contamos con el mejor equipo!

Hay algo que da tranquilidad en los momentos en los que piensas que sucederá cuando tú no estés. Y es el saber que no existirán problemas con tus bienes y derechos, ya que has dejado un documento con tus últimas voluntades.

A continuación, te hablamos sobre uno de los modelos al que puedes recurrir: El testamento ológrafo.

Testamento Ológrafo
910 05 39 04
La garantía de un gran Bufete

Expertos en Testamentos

Índice de contenidos

  1. Tipos de testamento
  2. ¿Qué es un testamento ológrafo?
  3. ¿Cómo redactar un testamento ológrafo con validez?
  4. Ventajas y desventajas de un testamento ológrafo
  5. ¿Qué precio tiene un testamento ológrafo?
  6. Impugnación de un testamento ológrafo
  7. Conclusiones acerca del testamento ológrafo

Tipos de testamento

En nuestro Código Civil existen en la actualidad 6 clases de testamentos según forma o circunstancia al redactarlos. Son el cerrado, ológrafo, abierto, marítimo, militar y el realizado en el extranjero.

Vamos a dar unas pinceladas acerca de los tres más comunes para la población general:

  • Testamento abierto. También llamado como notarial. Aquí el notario redacta la disposición de tu herencia según tu deseo, lo firma y lo inscribe en el Registro General de Actos de Última Voluntad para asegurar su legalidad. Es el más utilizado, ya que es económico y deja menos posibilidad a la impugnación del testamento por errores de forma.
  • Testamento cerrado. Aquí también entra la figura de un notario para su custodia. El documento será escrito por ti y no se desvelará el contenido hasta el día del reparto de la herencia.
  • Testamento ológrafo. En esta modalidad no existe la figura notarial. A continuación, iremos detallando todas las peculiaridades del mismo.

¿Qué es un testamento ológrafo?

Este tipo de documento es una de las modalidades que reconoce nuestro Código Civil (a partir del artículo 688) con el que se deja constancia de tus últimas voluntades.

El testamento ológrafo es aquel que se realiza de puño y letra por la persona interesada (testador). Además, debe contar con la firma, fecha y lugar exacto. Puede ser entregado para su custodia a una persona de confianza que lo facilitará a los herederos cuando llegue el momento.

Esta última parte es de vital importancia, ya que para que se cumpla debe ser encontrado. Al indicar su existencia evitarás que caduque.

No tiene costes al emitirlo, pero si implica una serie de gastos para los herederos que veremos más adelante.

Aunque es legal al cumplir los requisitos necesarios, se deberá acudir al testamento ológrafo cuando sea imposible concertar cita con un notario para su otorgamiento.

¿Cómo redactar un testamento ológrafo con validez?

El testamento ológrafo debe cumplir una serie de requisitos tanto en su forma de redactarlo como en la tramitación tras tu fallecimiento. Estas condiciones son esenciales y en caso de que no queden claras, o no se cumplan, puede resultar un testamento nulo.

Requisitos generales para la redacción de un testamento ológrafo

  1. Realizado y firmado de forma manuscrita.
  2. Si aparecen correcciones o frases fuera de los renglones establecidos han de ser mencionados y corregidos por el propio testador debajo de la firma.
  3. Debe contener día, mes y año de la redacción.

Requisitos de lectura y protocolización

  1. Ha de ser abierto por un notario.
  2. La persona que tenga en custodia el documento tiene 10 días para presentarlo al notario competente tras conocer la defunción del testador. De no cumplirse este punto, puede ser responsable de los daños y perjuicios que pueda causar.
  3. En todo caso, una vez trascurridos 5 años desde el fallecimiento del testador perderá su validez. Hay que protocolizarlo ante notario en los cinco años siguientes al fallecimiento del testador.
  4. Deberán existir 3 testigos que den fe de que es la letra del difunto.

Ventajas y desventajas de un testamento ológrafo

Antetodo mencionar que es deseable no legar una herencia sin testamento. Dicho esto, los principales beneficios de un testamento ológrafo son los siguientes:

  • Opción muy sencilla y económica para el testador.
  • Cualquier persona tiene la posibilidad de llevarlo a cabo al no requerir de terceros.
  • Confidencialidad. Nadie conoce su contenido y puede que tampoco de su existencia.

Las cuestiones negativas de un testamento ológrafo son:

  • Su secretismo también juega en su contra, ya que, si no se encuentra no se respetará la última voluntad.
  • Sin conocimientos legales sobre herencias es muy susceptible a que no se incluya un heredero forzoso y por ello, su nulidad (llamado en derecho preterición).
  • Puede ser complicado demostrar su autenticidad, siendo común su impugnación por parte de algún heredero.
  • Todo el proceso de lectura, reparto, legalización etc. tiene que llevarse a cabo por medio de un notario que deberán abonar los herederos.
  • Desgaste psicológico para los sucesores.

¿Qué precio tiene un testamento ológrafo?

Como hemos mencionado en los apartados anteriores redactar un testamento ológrafo es gratuito para ti. No obstante, los beneficiarios si tendrán que sufragar costes posteriores.

El reparto de bienes y derechos se realizará conforme la legalidad si tus herederos siguen un proceso con la presencia de un notario. La lectura del documento se ejecutará de la siguiente manera:

  • Entregarse al notario en fecha.
  • Verificación del escrito (proceso de adveración).
  • Si no se puede comprobar la autenticidad mediante testigos, se efectuará la contratación de una peritación caligráfica.
  • Después de ello se procederá al proceso de protocolización del documento. Que no es otra cosa que dotarlo de legalidad.

Tras el desembolso de los gastos de legalización y concluir con los pasos anteriores, se abonará los distintos impuestos y tasas por la sucesión.

Impugnación de un testamento ológrafo

Al igual que el resto de tipos de testamento, esta modalidad puede ser impugnada por cualquier persona con derecho a considerarse heredero.

Las causas más comunes para solicitar la nulidad de un testamento ológrafo son:

  • No cumplirse la partición de bienes según la legitima. Es decir, dejar a algún heredero forzoso fuera del reparto o con menos de lo que le corresponde por ley.
  • Falta de capacidad de obrar al realizar el escrito. Si el testador no se encontraba con todas sus facultades mentales necesarias para este proceso. En caso de un testamento abierto, es el notario quien califica esta parte.
  • Algún defecto en la forma del testamento, como por ejemplo no acreditar las correcciones mencionadas más arriba.
  • Si uno de los implicados conoce que el testador sufrió amenazas o coacciones por parte de una tercera persona.

Un testamento ológrafo debe ser impugnado en un plazo máximo de 15 años desde la fecha de la muerte del testador y presentarse la demanda en el Juzgado de Primera Instancia del lugar de residencia del fallecido.

Conclusiones acerca del testamento ológrafo

Aunque en España esta forma de dejar tus últimas voluntades es legal, cada vez más está en desuso. Ya que como has podido ir descubriendo a lo largo del artículo puede suponer más quebraderos de cabeza y problemas a tus herederos que un testamento otorgado por un notario. Incluso cabe la posibilidad de impugnar el testamento ológrafo y que no se realice el reparto como habías previsto.

Te aconsejamos que, para evitar los costes a tus herederos al disponer de los bienes y derechos, o que el reparto no se realice tal y como has establecido, acudas a un abogado especialista en herencias. Recibirás la orientación precisa sobre el reparto de tus posesiones.

A la larga es más asequible un testamento notarial que un testamento ológrafo tanto a nivel económico como con respecto a rapidez de ejecución para tus herederos.